Callejo 13: Conversaciones con guerreras

Lotta, Susana y Victoria me reciben en el ático de Callejo 13, el bloque que defienden de obra social recuperado por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Vallekas en 2014. Estas vecinas y compañeras de lucha se conocieron en la PAH,  y optaron por entrar a vivir en este edificio de Puente de Vallecas porque no tenían ninguna otra alternativa donde quedarse con sus familias; en el caso de Susana, sus dos niñas pequeñas, y en el caso de Victoria, su hija y su nieta de tan solo unos meses…   

Desde el primer momento de entrar a vivir contactaron con el propietario del edificio, por aquel entonces Bankia, y después la Sareb, también conocido como Banco malo; una entidad creada por el gobierno de Mariano Rajoy en 2012 para agrupar los activos tóxicos que venían del rescate bancario. “Les dijimos que pensábamos que al haber recibido ingentes cantidades de dinero público, también tenían cierta responsabilidad social de cedernos unos alquileres sociales que se ajusten a nuestros ingresos precarios”, explica Lotta.

Pero las escasas negociaciones, siempre a través de intermediarios, fracasaron. En  febrero, el juzgado sentenció a favor de la Sareb desestimando los argumentos de las activistas. En los siguientes meses, todas las tramitaciones de desahucios quedaron detenidas debido al estado de alarma. Hasta que en julio, todavía en plena pandemia y con Victoria convaleciente, recibieron la orden de desalojo para el 21 de julio. Ese día se paró el primer intento gracias al apoyo de muchas vecinas que fueron a apoyarlas, aunque también recibieron fecha para el segundo desalojo: el 4 de septiembre. 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por suerte, la campaña de la PAH Vallecas, #CallejoSeQueda, ha hecho mella y unos días antes del desahucio, Sareb ha notificado la suspensión sin fecha de lanzamiento. Han sido días de nervios a la espera de que la jueza dictara oficialmente la suspensión, pero finalmente lo han conseguido gracias al respaldo de 2 argumentos: la escolarización e incorporación de las hijas de Susana, y la situación de enfermedad en la familia de Victoria, donde todas han dado positivo por covid, sumado a su anterior delicado estado de salud.

El 26 de junio la operaron por 5ª vez a corazón abierto, y unas semanas después, debido a una infección, la tuvieron que volver a ingresar. Por lo que el primer intento de desalojo lo pasó en el hospital: “Estaba muy mal, nerviosa, preocupada… pensando que nos íbamos a ver en la calle, sin trabajo y mi hija recién parida”. También preocupada por sus vecinas de bloque, pues se cuidan (y a veces también discuten) como una familia. Victoria aún está recuperándose, pero espera poder volver pronto a participar en la lucha, y no duda en animar a otras familias en su misma situación a que también luchen por sus derechos.

Por supuesto, ahora celebran esta última batalla ganada a Sareb, pero son conscientes de que la lucha no ha acabado hasta que no consigan su objetivo; quieren que esta negociación se concrete en el realojo con alquiler social de los tres hogares asociados en PAH Vallekas, siguiendo los criterios de proximidad, arraigo, y sin cláusulas abusivas en los contratos. Hasta el momento, Sareb sólo ha ofrecido contratos con cláusulas abusivas fuera de Madrid a dos de los tres hogares, los formados por familias monomarentales, excluyendo al tercer hogar formado por una sola vecina, por el hecho de no tener menores a cargo…

Para Susana, madre de dos niñas de 5 y 8 años, dejar Vallecas supondría alejarse de sus redes de apoyo y familiares. Participa activamente en el proyecto escolar de Palomeras Bajas donde acuden sus hijas, y además tiene que atender frecuentemente a su madre enferma de Alzheimer. “Es que no puedo irme del barrio. Yo he nacido en Vallecas y llevo toda la vida… Mi lucha está aquí”.

Para ella, la plataforma y sus compañeras han sido una gran ayuda para no enfrentarse a esto sola. Y aunque consiga el alquiler social de su vivienda, seguirá en la PAH ayudando a otras familias, junto a las muchas amistades que ha construido tras 7 años. Sabe que a través de la lucha colectiva: Sí se puede.

“Lo que Sareb no quiere entender es que somos mujeres que hemos tenido muchas adversidades, pero estamos teniendo una vida a través de la lucha, porque nos tenemos a nosotras, tenemos a la plataforma, y eso nos ha permitido no vernos tan vulnerables frente a las adversidades”, confiesa Lotta, la más activista de las tres.

Le pregunto qué opina sobre el aumento de noticias acerca de las okupaciones en los medios de comunicación y contesta sin vacilar: “Creo que los grandes capitales están preparando el clima mediático para lo que viene: un montón de okupaciones por necesidad. Porque el coronavirus no es solo un virus, es una crisis económica y social bastante brutal”. 

Opina que desde los medios se está creando una falsa alarma entre pequeños propietarios, omitiendo que entre un 85 y 95% de las okupaciones, son de bancos y fondos buitres, no de particulares. También que confunden intencionadamente la usurpación (el delito de okupación en la ley penal) con allanamiento, que es el delito penal de entrar en una casa o una residencia que está en uso. “Son totalmente diferentes y se penan y tratan muy diferente. Los medios los mezclan porque les conviene”, refiriéndose a una posible próxima legislación que permita echar más fácilmente de sus casas a las familias que no tengan otra alternativa.

Están más tranquilas, aunque también física y mentalmente agotadas, e incluso enfermas, tras poner sus cuerpos en la lucha estos meses. Esperan poder reunirse próximamente con el presidente del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), Jaime Ponce, y llevar a buen puerto las negociaciones de los alquileres sociales de Callejo, como del resto de viviendas recuperadas por la campaña Obra Social de la PAH Vallecas. Pase lo que pase, estas guerreras seguirán luchando juntas por mantener su hogar en el que vivir dignamente con su familia. Como explica Lotta, saben que la vivienda es el pilar de todos los demás derechos. “Porque si no tienes vivienda, no tienes nada”.

#SíSePuede #AlquilerSocial #DerechoAlArraigo #CallejoSeQuedaEnVallekas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s